Proximas actividades

Proximas actividades

Identificación

Seleccione aquí aquello que le interesa:

Viaje cultural a Córdoba “10ª edición de “la Noche Blanca del flamenco”.

Días 16, 17 y 18 junio de 2017.

Viernes 16.- Hora prevista de salida 15:30 todos puntuales, como siempre, para salir a la hora programada, 54 compañeros; 33 mujeres y 21 hombres, emprendimos el viaje a Córdoba para disfrutar de un buen fin de semana así que empezamos.

Salmos sin contratiempos y por los alrededores de Lucena, paramos a tomar alguna cosilla y seguir el camino para a media tarde llegar al Albergue Inturjoven Córdoba, donde ya nos esperaba nuestra guía Elena, tomamos posesión de nuestras habitaciones y rápidamente una ducha fría, al llegar nos encontramos con una temperatura de 43º C, imagínate el asunto, calor, tela de calor, decíos que las habitaciones del albergue eran muy pequeñitas, enanas diría yo, pero algo había en ellas que nos dio vida,  “el aire acondicionado funcionaba de maravilla”, menos mal, porque con esa calor ya verás que hacíamos.

A las 20:00 horas salimos para la cenar al restaurante Los Patios de la Marquesa (cena con espectáculo de flamenco). No estuvo mal el asunto jejeje, durante la cena cayó una tormentazo de no te menees con relámpagos, truenos y agua a todo trapo, como el restaurante es una especie de patio con toldos pues verás que follón  que se monto. Los camareros corriendo para echar los toldos en fin, un lío, y del espectáculo flamenco pues flojillo pero eso lo arreglamos nosotros saliendo a pasear, cantar y bailar por toda la judería. Pasamos un rato súper agradable. (No penséis que la tormenta rebajo la temperatura ambiente), seguía haciendo una hartá de caló.

Sobre las 00:00 horas tocaba ir a dormir que a la mañana siguiente teníamos que madrugar.

Sábado 17.- Desayunamos en el albergue y pusimos rumbo a la primera visita del día a la ciudad de “Medina Azahara”. Al llegar nos proyectaron un video de precioso que nos explica su historia y nos recreaba  cómo era esa ciudad misteriosa, ciudad que Abd-al Rahman III mandó construir a los pies de Sierra Morena, a ocho kilómetros de Córdoba capital. La tradición popular afirma que, autoproclamado Abd al-Rahman III califa en el 929 d.C., y tras ocho años de reinado, decidió edificar una ciudad en honor a su favorita, Azahara. Sin embargo, recientes estudios aportan fuertes evidencias de la causa que impulsó al califa a fundar Medina Azahara. Una renovada imagen del recién creado Califato Independiente de Occidente, fuerte y poderoso, uno de los mayores reinos medievales de Europa, se acepta como el origen más probable de la nueva Medina. 

Se dispone la ciudad en tres terrazas rodeadas por una muralla, situado el Alcázar real en la más superior y la intermedia. La zona más baja se reservó para viviendas y la mezquita, edificada extramuros.

A continuación visitamos su museo que contiene numerosas piezas de todo tipo que pertenecieron a esta ciudad, a continuación subimos al autobús que nos llevó a dicha ciudad, con un calor de impresión pero bueno, no nos íbamos a rajar.

Paseamos por los restos de dicha ciudad y entre las explicaciones de Elena, el vídeo que vimos y paseando por sus calles, te hacías una película mental del sitio, como si la estuvieras viendo en todo su esplendor. Una gran ciudad digna de visitar.

Terminamos la visita de Medina Azahara y volvimos a la ciudad para visitar “La Sinagoga de Córdoba” es un templo hebreo localizado en la calle Judíos de la judería de la ciudad de Córdoba. Es la única sinagoga existente en Andalucía y una de las únicas tres que se conservan en España de esa época.

Pasamos por el Zoco Municipal junto a la plaza de Maimónides, pudimos visitar este rincón tan peculiar, también se le conoce como Mercado de la Artesanía ya que en este lugar tienen su taller varios artesanos cordobeses. Se encuentra situado en un edificio de estilo mudéjar de dos plantas y con un magnifico patio porticado.

Ya sobre las 14:00 horas había hambre y pusimos rumbo a La Posada del Caballo Andaluz donde comimos bastante bien. Terminada la comida nos fuimos al albergue para descansar un ratito, había que seguir aunque la temperatura no te daba ninguna gana de seguir, pero bueno.

A las 16:00 horas tocaba visitar la Mezquita – Catedral de Córdoba (Patrimonio de la Humanidad desde 1984), con nuestra guía local Inmaculada y que os voy a contar de la Mezquita que no conozcais, pues eso, es el monumento más importante de todo el Occidente islámico y uno de los más asombrosos del mundo. En su historia se resume la evolución completa del estilo omeya en España, además de los estilos gótico, renacentista y barroco de la construcción cristiana. Nuestra guía Inmaculada es una enamorada de dicho monumento y se notaba en sus explicaciones (muy bien por Inmaculada).

Una vez terminada la visita de la Mezquita nos dimos un paseo por la judería camino del albergue para cenar y prepararnos para la “10ª edición de la Noche Blanca del Flamenco”.

A las 22:00 horas duchaitos y arreglaos para ver esos conciertos de flamenco, empezamos por la Plaza de las Tendillas donde actuaban: Carmen Linares, Marina Heredia y Arcángel, mucha gente, un montón de gente. Después de un rato nos desplazamos al escenario que había en el “entorno de Calahorra” donde actuaba Ana Morales y, ya cansados por la paliza del día y por esa pechá de caló que hacía nos regresamos al albergue había que hacer la maleta y dormir fresquitos que al otro día también teníamos cosas que hacer.

Día 18.- Desayuno y camino a otra visita importante “El Alcázar de los Reyes Cristianos”, fortaleza y palacio de sólidos muros, encierra en su interior gran parte de la evolución arquitectónica de Córdoba. Restos romanos y visigodos conviven con los de origen árabe en este majestuoso solar, ya que fue lugar predilecto de los distintos gobernantes de la ciudad. Cuando en 1236 Córdoba es conquistada por Fernando III el Santo, el edificio, que formaba parte del antiguo Palacio Califal, estaba totalmente asolado. Alfonso X el Sabio comienza su restauración, completada durante el reinado de Alfonso XI. A lo largo de la Historia se le ha dado múltiples usos, como Sede del Santo Oficio (Inquisición), o cárcel (en la primera mitad del siglo XIX). De los dos patios, el Mudéjar llama la atención por su belleza. Con enlosado en mármol, el murmullo del agua que corre por los canales y albercas refresca el ambiente y relaja al fatigado visitante. Los extensos jardines que cierran el conjunto dan muestra de la monumentalidad y esplendor de este Alcázar cordobés.

Terminada la visita nos dirigimos a visitar la Capilla Mudejar de la Iglesia de San Batolomé, integrada en el edificio de la actual Facultad de Filosofía y Letras. Este monumento es una joya imprescindible del arte mudéjar en la ciudad. Ya echas todas las visitas nos fuimos a refrescar con unas cervecillas a la Bodega Guzmán y, una vez refrescados, pues tocaba comer en el albergue y vuelta a nuestra Málaga.

Calor, mucho calor, tela marinera pues no bajamos de los 43º C.,  en los tres días, pero fuimos capaces de aguantarlo y, además, supimos disfrutar del viaje.

¡¡Hasta otro día compañeros!!

A. Abu

Para ver resto de fotos pincha aquí.

Comments are closed.