Proximas actividades

Proximas actividades

Identificación

Seleccione aquí aquello que le interesa:

Viaje a los Países Bajos.

De 24 a 30  junio 2017.

Sábado 24, Aeropuerto de Málaga – Bruselas.- La jornada empieza tempranito pues a las 5:00 de la mañana todos en el aeropuerto de Málaga, allí nos esperaba nuestra guía Ana, para ayudarnos con los trámites de facturación de maletas, pasar el control de seguridad y esperar la hora de embarque para despegar a las 7:30 horas. Para esta aventura nos embarcamos  50 compañeros; 34 mujeres y 16 hombres, todos prestos y dispuestos a pasar una semana de ensueño.

A las 7:30 despega el avión y llegamos a Bruselas (Bélgica) sobre las 10:00 horas, desembarcamos,  fuimos a recoger las maletas y aquí surgió un imprevisto, ¡faltaba una maleta!. Tiempo para la reclamación y al final listos para coger el autocar que nos esperaba con su conductor Tomás (un tío encantador y buen profesional). Y sin pérdida de tiempo pusimos rumbo a la primera visita “El Atomium”  es una estructura de 102 metros de altura construida para la Exposición General de primera categoría de Bruselas de 1958. Representa un cristal de hierro ampliado 165 mil millones de veces, a continuación fuimos a almorzar al restaurante “Chez Leon” rápido todo rápido, teníamos que seguir que en Bruselas había mucho que ver.

A las 15:00 horas, ya con nuestra guía local Mª José, fuimos a visitar La Grand-Place  es la plaza central de Bruselas. Mundialmente conocida por su riqueza ornamental, está rodeada por las casas de los gremios, el Ayuntamiento y la Casa del Rey. Está considerada una de las más bellas plazas del mundo. La Grand-Place de Bruselas fue inscrita en 1998 en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Catedral de San Miguel y Santa Gúdula (Cathédrale Saint-Michel et Sainte-Gudule), es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Bruselas.

Galerías Saint Hubert, diseñadas en 1837, fueron las primeras galerías comerciales de Europa y, hoy en día, continúan siendo las más elegantes. Miden alrededor de 200 metros de largo, y están cubiertas por una enorme cúpula de cristal que deja pasar la luz pero no la lluvia.

Las Galerías Saint Hubert, también conocidas como Galeries Royales Saint-Hubert‎, están divididas en tres zonas: la Galería de la Reina, la Galería del Rey y la Galería de los Príncipes.

Iglesia de Notre Dame du Sablon. Situada en la parte alta de la ciudad, Notre Dame du Sablon es una de las iglesias góticas más bellas de Bélgica. Fue construida en el siglo XV con un estilo gótico de Bravante, el mismo que la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula.

Plaza Poelaert. Grandiosa plaza en todo lo alto de Bruselas y donde se encuentra el Palacio de Justicia.

Ya cansados por el madrugón y por estar todo el día de allá para acá, a las 19:00 horas nos dirigimos a nuestro “hotel Ibis Bruselas” tomamos posesión de nuestras habitaciones y nos fuimos a cenar y después a dormir que ya tocaba.

Domingo 25, Brujas – Gante.- Llamada a las 6:30 horas, desayuno y a las 8:00 horas viaje a la localidad de “Brujas” una de las más pintorescas ciudades de Europa un museo romántico al aire libre hecho de iglesias, casas principales, canales famosos  puertos interiores.

Destacar en Brujas:

La Catedral de San Salvador. Construida entre los siglos XIII-XIV, es la iglesia más antigua de Brujas. Primero parroquia, se convirtió en la sede de la diócesis de Brujas a principios del siglo XIX, después de la destrucción de la antigua Catedral de San Donaciano durante la ocupación francesa de 1799. Está dedicada al Cristo Salvador.

La Plaza Mayor. También conocida como Grote Markt, la Plaza Mayor es el corazón de Brujas. Está rodeada de edificios con gran valor arquitectónico y en el centro destaca una estatua en memoria de los héroes locales Jan Breydel y Pieter De Koninck, protagonistas de la “Batalla de las espuelas de oro” en 1302 cuando el duque de Flandes y algunos campesinos se enfrentaron contra los ejércitos franceses que buscaban dominar la zona.

La Plaza de Burg con el ayuntamiento. Unida por la pequeña calle de Breidelstraat, a la Plaza Markt, encontraremos aquí el Palacio de Justicia, la Probostía, la Basílica de la Santa Sangre y el Ayuntamiento. Tuvimos un rato de tiempo libre y algunos se fueron de compras y a pasear por esa maravillosa ciudad y otros nos dimos un homenaje culinario con el plato típico de Bélgica (mejillones guisados con verduras, patatas fritas y como no podía ser de otra manera una buena cerveza del país). A continuación un paseo y a comer en el restaurante “Alexander”.

Brujas, una ciudad medieval encantadora, es para perderte en ella, para pasear por sus calles adoquinadas con los canales de agua y con sus puentes medievales, también puedes recrear la vista con sus edificios más emblemáticos. Terminada la comida nos dirigimos a Gante.

Gante.- Llegamos y nos dispusimos a visitar esta localidad que es la eterna rival de la ciudad hermana de Brujas .

Destacar en Gante:

Gante es sin duda una de las ciudades más históricas, no solo de Bélgica, sino quizás de toda Europa. Entre sus calles fue bautizado el emperador Carlos V, allí se originaron multitud de encuentros, batallas, episodios fundamentales en la historia europea. Canales, castillos, edificios arquitectónicos de indudable belleza. Todo este conjunto hacen de Gante un lugar encantador.

La Catedral de San Bavón. De estilos románico, gótico y barroco, en la cual se encuentra el políptico de los hermanos Van Eyck  “La adoración del Cordero Místico”  y “La vocación de San Bavón”, de Rubens.

El Ayuntamiento.- Es un edificio con muchas facetas. El gótico flamígero de la fachada de la calle Hoogpoort contrasta muchísimo con el sobrio estilo renacentista de la fachada de la Botermarkt.

En el interior, descubrirá una gran variedad de estilos: la Sala del Arsenal, con una hermosa bóveda de madera; la maravillosa Capilla Nupcial, iluminada por seis vidrieras que representan a los condes de Flandes; la Sala de la Pacificación, con su laberinto hecho de baldosas blancas y negras, símbolo de la búsqueda de la justicia y de la felicidad, etc. Una vez terminamos la visita a Gante, regresamos a Bruselas para cenar en Le Grant Café y seguidamente a dormir.

Lunes 26, Malinas – Amberes.- Desayuno y viaje a la localidad de Malinas que fue la capital de los Países Bajos en la época de los duques de Borgoña. Hoy día es la capital eclesiástica de Bélgica, además de la ciudad de los tapices y los carillones. Su Plaza Mayor está llena de edificios históricos con suntuosas fachadas y dominada por la estatua de Margarita de Austria. El edificio más imponente es el Ayuntamiento y muy cerca se encuentra la Catedral de San Rumoldo cuya parte más destacada es su imponente Torre, una de las más bellas de Flándes (Bélgica). Una vez acabada la visita a Malinas, nos dirigimos a Amberes.

Amberes.- Amberes, en la región de Flandes (Bélgica), quizá no es tan popular como Gante o Brujas, pero no le faltan atractivos. Es la segunda ciudad más grande del país y tiene uno de los puertos más importantes de Europa. Combina símbolos tradicionales con elementos modernos que la han convertido en una ciudad de referencia en cuanto a diseño, ambiente nocturno y fusión multicultural. Ciudad a la orilla de rio Escalda, cuna de Rubens, una de las ciudades más ricas artística y culturalmente de Bélgica

Destacar de Amberes:

El Castillo de Het Steen.- Sin lugar a dudas  el castillo de Het Steen es uno de los atractivos de Amberes, y por lo que dicen, el edificio más antiguo que podemos encontrar en la ciudad. El castillo de Steen se levantó en el año 1200. Situado en el paseo de Steen, junto al rio Escalda, fue construido como sistema de defensa de la ciudad en un principio, aunque con el paso del tiempo y durante casi cinco siglos, su principal ocupación ha sido la de servir de prisión a los condenados a muerte.

La Grote Markt. Es la plaza principal de Amberes en el centro histórico En ella podemos ver la historia de la ciudad y muchos de sus monumentos más importantes.

El Ayuntamiento.- Es el edificio más destacado Amberes de estilo renacentista y adornado por 87 banderas de varios países y que le dan un aspecto muy original. En medio de la plaza, destaca la barroca “Fuente del Brabo”, que homenajea la leyenda del origen del nombre de Amberes.

Ya había hambre y para ese menester nos dirigimos al restaurante “Belgrom” donde dimos buena cuenta de la comida. Acabamos de almorzar y nos dirigimos sin pausa a visitar la Catedral.

La Catedral.- De la Catedral de Nuestra Señora lo primero que te llamará la atención es su altísima torre de 123 metros, pero te diré, que, además, se trata de un gran templo que tiene una configuración única con siete naves en el interior. El edificio más importante de la ciudad de Amberes, es su catedral, dedicada a la veneración de Nuestra Señora.

Se trata de la mayor y una de las más bonitas iglesias góticas de los Países Bajos. Originalmente fue construida en cinco naves pero posteriormente fue ampliada en las dos laterales. Destaca su torre norte, que apunta hacia Dios como si se trata del dedo de una mano.

El origen de la actual Catedral fue una pequeña capilla dedicada a la veneración de la Virgen Nuestra Señora, construida en el siglo IX, no fue hasta el siglo XII cuando la iglesia adquirió la condición de la iglesia parroquial en 1124. Posteriormente, esta capilla se amplió convirtiéndose en una iglesia de estilo románico.

Terminadas las visitas regresamos a nuestro hotel en Bruselas para cenar y dar un paseo nocturno por la Grand Place, que de noche con esa iluminación inmejorable que tiene, se veía en todo su esplendor y terminamos visitando el célebre Manneken Pis.  Creado en 1388, el Manneken Pis es uno de los símbolos más representativos y queridos de Bruselas. El Manneken Pis es una estatuilla de unos 50 centímetros que representa a un niño desnudo orinando en la pila de una fuente. Se encuentra ubicada en la parte antigua de la capital belga, junto la Grand Place.

Con el paso de los años se han creado cientos de leyendas sobre el Manneken Pis. Estas son las más extendidas:

El niño de la estatuilla apagó de una forma tan original una mecha encendida, salvando así a la ciudad de un incendio.

Según otra leyenda, el hijo de un noble de Bruselas abandonó una procesión para orinar en la pared de la casa de una bruja que le lanzó un maleficio convirtiéndolo en estatua. En fin, como veréis hay leyendas para todo. Pues nada al hotel para hacer la maleta y a dormir.

Martes 27, La Haya – Ámsterdam.- Ya con las maletas en el autocar salimos con rumbo hacia La Haya. Si bien la ciudad de Ámsterdam se la considera como la capital oficial de los Países Bajos, si hablamos de manera política, administrativa, diplomática e incluso en términos de monarquía, deberíamos decir que todo el engranaje lo lleva desde hace mucho tiempo La Haya. Esta metrópoli holandesa es desde donde se gobierna el país y reside la realeza. La Haya sería, por tanto, ciudad y Corte de Holanda, la tercera en número de habitantes y muy conocida por albergar el Tribunal Internacional de Justicia sorprende por la cantidad de edificios históricos que alberga y por tener kilómetros de playas absolutamente salvajes dominadas por el recio oleaje del Mar del Norte.

En La Haya hicimos una panorámica preciosa donde visitamos: El Binnenhof (complejo del Parlamento holandés y el edificio Gótico más grande de Europa, Justo al lado del Binnenhof está la plaza Buitenhof  con su lago natural, que se alimenta de las aguas de las dunas de la zona playera de Kijkduin. Un lago en pleno centro justo al lado del parlamento.

Tuvimos  tiempo libre y, cómo no, lo aprovechamos para tomar una cervecita, seguidamente vimos La Residencia Real, la Iglesia de St. Jabobskerk, Palacio de La Paz y algún que otro edificio emblemático del lugar.

A la hora de almorzar nos dirigimos a un restaurante en la playa llamado Chereninge, donde comimos bastante bien, al terminar seguimos con la visita a Madurodam.  Madurodam es la ciudad más pequeña de Holanda. Se trata de un pequeño parque temático en La Haya donde encontramos  tantas maquetas hechas a la perfección que llega un momento en que no sabes hacia dónde mirar.

Durante el recorrido pudimos visitar palacios, iglesias, granjas, ayuntamientos, torres, plazas, calles y una gran cantidad de monumentos holandeses, todo hecho a escala, 25 veces más pequeño que en la realidad.

Al acabar nos subimos al autocar de vuelta al hotel donde cenamos y a dormir.

Miercoles 28, Marken – Volendam.- Salimos temprano para hacer una panorámica por el centro de Ámsterdam y visitamos. El Molino de Viento Rubens, Estación Central, Casas flotantes en los canales,  Museo de la Cerveza Heineken, Mercado de flores, Hotel Amstel, Mercadillo de la Pulga (un mercadillo de cosas de quinta o sexta mano), Puente Azul, Torre de la Moneda, entre otros. Al final hicimos la visita a la fábrica de diamantes Gassan, muy bonitas piedras pero caras, muy caras, vimos como los operarios tallaban  esos diamantes que brillan como estrellas, pasamos por la Plaza Dam y nos fuimos a almorzar al restaurante “Nissem”.

A las 16:00 horas nos dirigimos a la localidad de Volemdam  y, por el camino, visitamos una granja de quesos y donde nos explicaron los tipos de quesos que fabrican, también vimos como fabrican los zapatos de madera (zuecos) y al final una degustación de todos los tipos de quesos y de un licor con sabor a cereza, todo muy bueno, tanto que se compraron  algunas cosillas, al salir de la granja; llovía, mal rollo, porque llovía bien, pero bien. Llegamos a Volemdam. Volendam es un pueblo de pescadores situado 20 kilómetros al noreste de Ámsterdam, entre Edam y Marken. Se fundó en el siglo XIV en las inmediaciones del puerto de Edam.

Actualmente, junto a la pesca, el turismo se ha convertido en la forma de vida de los más de 20.000 habitantes de Volendam. Unas cervecillas y un buen paseo por sus preciosas calles llenas de tiendecitas donde compramos algunos regalos. Una vez terminamos en Volemdam seguimos camino hacia la localidad de Marken. El pueblo de Marken está formado por dos núcleos de características casas de madera pintada de esta región neerlandesa, la mayoría levantadas en el silgo XV. Nada más llegar nos sorprendió tanto la tranquilidad y el buen ambiente que se respira en esta zona, como la gran cantidad de hermosas casas (varias de ellas consideradas como monumentos nacionales), los bellos molinos de viento, y su entrañable puerto envuelto en un ambiente puramente marinero. Un pueblo pequeñito y que parece de dibujos animados. Un paseo por sus calles para disfrutar de su encanto y nada, vuelta  al hotel, cenamos en el restauranteDe Kroonprisns” y a la cama.

Jueves 29, Utrech.- Con casi 300.000 habitantes, Utrecht es una de las ciudades más bonitas e importantes de los Países Bajos. La ciudad cuenta con la universidad más grande del país y destaca por su ambiente universitario.

En su centro histórico visitamos: La Catedral de San Martín que con su Torre Dom, con 120 metros de altura es la más alta de Holanda , el claustro de la Iglesia del Dom, la Catedral de Utrecht, permanece oculto dentro de la propia estructura del edificio pero, una vez, descubierto, es una de las sorpresas más agradables de la ciudad. Construido en el siglo XV es uno de los mejores ejemplos de patios interiores de los Países Bajos. Presenta elementos medievales que se ven enriquecidos por la exuberante vegetación formada por 140 especímenes de plantas y arbustos En el centro se levanta una fuente coronada por una pequeña estatua de bronce de Hugo Wstinc, que fue sacerdote de la iglesia hace tiempo, también vimos  el Castillo de Haar, tiempo libre y nada, a pasear por Utrech y hacer compras. Seguía lloviendo.

Regresamos a Ámsterdam para almorzar en el restaurante “Doublle” y por la tarde dimos ese ansiado paseo en barco por los canales de Ámsterdam, un precioso y espectacular paseo con un recorrido espectacular.

A continuación tiempo libre para pasear y hacer compras para terminar cenando en el restaurante “Denissem”.  Despues de cenar alargamos la noche con un paseo por el Barrio Rojo, ya sabéis, el de las mujeres en los escaparates con lucecitas rojas y, ellas, ligeritas de ropa. Paseo interesante, muy ilustrativo y con un olor muy característico, terminando el paseo nos fuimos al hotel había que hacer la maleta y dormir.

Viernes 30, Aeropuerto de Schiphol Ámsterdam – Málaga.- A las 10:00 horas dejamos el hotel, ya desayunados y tuvimos tiempo libre y el grupo se dividió, unos fueron a ver museos y otros nos fuimos al mercadillo de Albert Cuypstraat, jejeje, a la mitad del camino empezó a llover, pero a llover de verdad, vaya tela de aguacero, no paró hasta que nos fuimos al aeropuerto, pero hubo tiempo para comprar alguna cosilla.

Almorzamos en el Restaurante Doublle y al terminar nos dirigimos directamente al aeropuerto Schiphol de Ámsterdam, facturamos las maletas y pasamos por el control de seguridad donde nos hicieron un registro de no te menees, vaya tela, nos registraron hasta los paraguas. Esperamos para el embarque hasta las 22:00 horas y llegamos a Málaga a las 00:30 horas sin novedad y sin ningún contratiempo ¡Fin del viaje!.

Bonito viaje, muy bonito, sí señor, tiempo fresquito y con lluvia los últimos tres días, pero lo disfrutamos a tope.

¡¡Hasta otro día compañeros!!

A. Abu

Para ver resto de fotos pincha aquí.

Comments are closed.