Inicio de Página

Inicio de Página

Próximas Actividades

Próximas Actividades
.

Camino de Santiago “Portugués”. De 16 a 23 de septiembre 2017.

 

Hoy día 16 de septiembre a las 00:00 horas salimos, para hacer el Camino de Santiago “Portugués”, 51 compañeros “35 mujeres y 16 hombres” , como siempre, todos puntuales y con muy buen ánimo para iniciar esta nueva aventura que nos llevará hasta Santiago de Compostela con los deberes hechos. Así que empezamos el relato.

Día 16.- A las 00:00 horas partimos hacia Oporto (Portugal) y la primera anécdota del viaje ocurrió al momento; una vez metimos todas las maletas en la bodega del autocar, las puertas de dicha bodega no cerraban, pues nada, todos a mirar que pasaba pero no se veía nada que estorbase a dichas puertas. Después de un rato se descubrió que alguien, sin querer, tocó la luz de alarma de dichas puertas y por eso no cerraban. Que puertas tan inteligentes.

 Una vez solucionado el problema, carretera y manta, pasamos por Sevilla para recoger a nuestra guía Cristina y seguimos. Más adelante paramos en la localidad de Monesterio a tomar alguna cosa y a hacer eso que se hace cada rato y que algunos llegan apuradillos. Seguimos y a dormir el que podía. También paramos en Zafra para hacer el cambio por nuestro chofer Manuel y arreando.

Llegamos a Oporto a las 12:30, recogimos a la guía local Sandra que nos hizo conocer Oporto bastante bien; Torre de Clérigos, el Palacio de la Bolsa, la estación de ferrocarril, la iglesia románica de Cedofeita, paseo por la ribera del rio Duero etc… A las 15:00 hora a comer rapidito que a las 17:00 horas teníamos que ver la Catedral y hacer la visita a la bodega Busmester en Calem y no veas el pedazo de caravana que nos chupamos, parecía que todos teníamos el mismo destino, tela marinera, en la bodega nos explicaron la elaboración del vino de Oporto y, además, nos dieron a degustar algunos tipos de estos vinos (muy buenos por cierto).

Ya molíos de tantos kilómetros, nos fuimos al hotel para cenar y dormir en el hotel  Peredes, que mañana empezaba lo duro.

Día 17, Primera etapa.- “Tui – O Porriño”, distancia 18 km. aproximadamente.

Desayunamos en el hotel y viaje de Oporto a Tui, sitio donde empezaríamos el camino. En Tui nos esperaba Jacobo nuestro guía para todo el camino, nos dio una breve charla  y regaló, a cada uno, una concha peregrina para colgarnos en cualquier sitio.

Comenzamos en Tui por el Puente Internacional para cruzar el rio Miño, pasamos por; San Bartolomé de Rebordans, Ponte Veiga, rio Louro, A Magdalena, Orbenlle, Ribadelouro etc… Como te figuras  los paisajes que nos encontramos por el camino, pues espectaculares con una temperatura muy agradable y con un buen ritmo de marcha.

Llegamos al punto y final de la etapa a las 14:20 horas después de recorrer una distancia de 13 Kilómetros (la etapa se acortó debido a que llegamos bastante tarde al punto de salida) y cómo te imaginarás llegamos molíos, hechos polvo, machacaos pero llegamos. Nadie dijo que esto sería fácil. FIN DE LA ETAPA.

Nos recogió el autocar que nos llevó al hotel Riveiro en la localidad de Sanxenxo, hotel donde estaríamos alojado toda la semana.

Pues nada a comer rapidito, una ducha y a las 17:30 horas al autocar otra vez para visitar Pontevedra, bella ciudad donde destaca un bonito y buen conservado casco antiguo donde tuvimos la oportunidad de pasear y visitar: el Santuario de la Peregrina, las ruinas de Santo Domingo, plaza de A Ferrería, Basílica de Santa María a Maior, etc… Sobre las 20.00 horas regresamos al hotel para cenar y a la cama.

Día 18, Segunda etapa.- “O Porriño – Redondela”, distancia 15Km aproximadamente.

Toque de diana a las 7 de la mañana, desayuno rapidito y a subir al autocar que nos llevaría al comienzo de la etapa que era el lugar donde acabamos ayer.  Pues nada a caminar y lo que pasa con estas cosas, te vas encontrando a las gentes que ayer hicieron, alguna parte del camino, con nosotros. El tiempo acompañaba con una temperatura agradable y así de nubladillo que para nuestros pies era bálsamo celestial.

Pasamos por; Ameiro Longo, Piñeiro, Veigadaña, Mos (donde visitamos corriendo la iglesia barroca de Santa Eulalia) y por fin un descansito para una cerveza helada ufff.. Qué buena estaba la jodía. Ya estábamos cerquita de Redondela, una carreterita recta, cruzamos el centro del pueblito y FIN DE LA ETAPA.

Acabamos otra vez machacaos pero nada hay estábamos. Vuelta al hotel, comida rápida, ducha y a las 16:45 hora otra vez al autocar para ir a visitar Vigo.

En Vigo visitamos; El monte de Castro y su Fortaleza, La Colegiata de Santa María, El barrio antiguo de pescadores O Berbés, La Concatedral de Vigo y Tui, El mercado Do Pedra y El Puerto donde nos pusimos moraos de pulpo a feira, jejeje muy bien.

Bonita y agradable tarde que echamos en Vigo para volvernos al hotel sobre las 20:30 horas, cena y a la cama. Ojuuu que dolor de pies.

Día 19, Tercera etapa.- “Redondela – Pontevedra”, distancia 20 Km aproximadamente.

Desayuno y traslado a Redondela, punto de salida de la etapa de hoy, pasamos por las localidades de; Arcade,  Ponte Sampaio donde nos adentramos por en la Brea Vella da Canicouva, un evocador camino de grandes losas que transcurre por el itinerario de una vía romana y que nos enseña unos paisajes montañosos repletos de castaños,  robles, eucaliptos, maizales etc. Una exageración de color verde, ya cansados divisamos a los lejos nuestra meta, Pontevedra (que alegría nos dio). Según nuestro guía Jacobo nos quedaba unos 3 kilómetros de camino, así que apretamos el culo y anda que te anda. Hoy estuvimos andando unas 6:30 horas toda una proeza para nosotros. La entrada a la capital se efectúa por el camino de Gorgullón y Virxe do Camino. FIN DE LA ETAPA.

A las 2:30 horas nos recogió el autocar para llevarnos al hotel, comer, duchita y a las 16:45 teníamos que salir con el autocar para visitar Cambados y Combarro.

Llegamos a Cambados (situado en la ría de Arousa y capital de vino Alvariño) Cristina nos comentó que era la cuna del dulce de merengue, así que todos a comer merengue, por cierto, cada merengue era de grande como una caja de zapatos, acabado el dulce y el cafetito pues a pasearse en el trenecito por el pueblo y visitar algunas maravillas como: La plaza de Fefiñáns que está formada por el pazo de Fefiñáns, el arco-puente, la atalaya Torre del Homenaje, y por la iglesia de San Benito, siendo uno de los conjuntos arquitectónicos más bellos y admirados de Galicia, también visitamos las Ruinas de Santa Mariña de Dozo.

Terminamos en Cambados y a continuación viaje en autocar con dirección a la localidad de Combarro, bello pueblo situado junto a la Ría de Pontevedra y declarado Patrimonio de la Humanidad.

Combarro, bello conjunto histórico en el que los hórreos y los cruceiros son los grandes protagonistas. El centro histórico de Combarro, de muy pequeñas dimensiones pero con un gran encanto, se extiende a orillas de la ría de Pontevedra, junto a la carretera que te lleva hacia O Grove, y a apenas cinco kilómetros de la capital. La iglesia de San Roque, Plaza de la Chousa. Lugar muy turístico y con un gran encanto, terminada la visita sobre las 20:30 regresamos al hotel, cenamos y a la cama. Todos fundidos por el esfuerzo del camino y las visitas de por las tardes.

Día 20, Cuarta etapa.- “Pontevedra – Caldas de Reis”, distancia 23 Km aproximadamente.

A las 8:00 horas ya estábamos dispuestos a empezar esta nueva etapa una de las que tenía más kilometraje pero todos teníamos muchas ganas de seguir y lo que se nos presentaba por  delante era espectacular, caminábamos por una senda que atravesaba los frondosos bosques de Reiris y Lombo de Maceira, pasamos por San Amaro, Guxilde, San Caetano de Alba, Arcos da Condesa y algún que otro pueblecillo más, el camino estaba complicado porque era un sube y baja constante de montaña más montaña y dale que te pego. Acabamos sobre las 15:00 horas (que alivio para los pies) FIN DE LA ETAPA.

Seguidamente nos fuimos al hotel a comer, duchita y a corren otra vez, teníamos la salida para visitar La Toja a las 17:15 horas.

Llegamos a la isla de La Toja  cruzando un puente de principios del siglo XX que lo une con O Grove, donde visitamos la capilla de San Caralampio conocida popularmente como “Capilla de las Conchas” está totalmente forrada por fuera de conchas de peregrinas después tuvimos tiempo libre para hacer algunas compras y pasear por sus calles, un lugar encantador, pero no teníamos tiempo que perder pues teníamos el paseo en el barco.

Para el paseo en el barco volvimos a O Grove y allí embarcamos en un bonito barco con una música de ambiente que te llamaba a bailar, una vez todos acoplados en las mesas, empezaron a poner vino y mejillones que no daba tiempo a comértelos, cuando ya casi lo terminabas, tenias otro montón de ellos en la mesa, el barco navegaba y se divisaban las bateas de mejillones y, además, las gaviotas que estaban atentas a los mejillones, que te lo quitaban de las manos, jejeje cuando el vinillo empezó a hacer efecto ¡¡todos a bailar a bailar a bailar ¡!. Si que se pasó un buen rato en dicho paseo, lo pasamos de cojones. Una vez acabada la excursión, autocar y al hotel, cansados muy cansados pero felices.

Después de cenar tocaba algo de mantenimiento, uno de mis pies tenía una ampolla de campeonato y nuestra ATS de cabecera (Inma) hizo un trabajo magistral pues pude terminar todo el camino hasta Santiago sin problemas, también hubo unas lecciones magistrales de Andrés que, con su gracia particular, nos instruyó sobre problemas que tienen los animales en las “pezuñas” como (las Escarcias, la Hormiguilla y Esparavanes) nos hinchamos de reír con él.

Gracias Inma un besote para ti. Hala a la cama que hay que descansar.

Día 21, Quinta etapa.- “Caldas de Reis – Padrón”, distancia 20 Km aproximadamente.

A las 8:00 horas, ya desayunados, empezamos esta nueva etapa que empezamos por un camino en el que había numerosos viñedos, este camino se prolonga un buen trecho y luego continúa por un valle de pinos y campos de cultivo, ya te digo, paisaje idílico. Pasamos por: Santa María de Carracedo, San Miguel de Valga, Pontecesures y el rio Sar donde ya teníamos a Padrón cerquita, vamos vamos vamos. En esta etapa nos callo todo el agua del mundo, llegamos chorreando pero llegamos, acabamos a las 15:00 horas, (no te puedes imaginar lo que pasa por tu cabeza cuando acabas una etapa de este tipo). FIN DE LA ETAPA.

A las 15:00 hora nos recogió el autocar y para el hotel, comer, duchita y otra vez a correr que nos vamos a visitar Santiago de Compostela.

A las 17: horas salimos para visitar Santiago de Compostela, ciudad declarada por la Unesco patrimonio de la humanidad, está considerada la reserva espiritual de occidente y uno de los principales centros mundiales de peregrinación con muchos sitios de interés: La Plaza del Obradoiro, presidida por la Catedral en la que reposan los restos de Santiago Apóstol y donde, después de recrearte, dentro de ella, pasamos a abrazar y besar al Apóstol y hacer, cada uno, sus  peticiones. También visitamos la Plaza de Platerías,  Plaza la Quintana, Azabachería, Hostal de los Reyes Católicos (antiguo hospital de peregrinos), Palacio de Rajoy no el de este presidente de gobierno), Ayuntamiento, Palacio de Gelmírez, Palacio de San Xerome (sede del rectorado de la Universidad) etc…

Tuvimos tiempo libre y todos nos fuimos a tomar alguna cosilla o hacer compras para sobre las 21:00 horas regresar al hotel para cenar y dormir.

Día 22, Sexta y última etapa.- “ Padrón – Santiago de Compostela”, distancia 24 Km aproximadamente.

Cargamos las maletas en el autocar (hoy dejamos el hotel de Sanxenxo y por la tarde nos iríamos a Zamora). Y sin darnos cuenta, (eso es un decir) nos encontramos con la última etapa del camino y además queríamos escuchar la misa de los peregrinos en la Catedral, que sería a las 12:00 horas, así que tuvimos que recortar los kilómetros de la etapa y lo dejamos en unos 13 km más o menos.

Pues nada, esta etapa la empezamos con toda la ilusión del mundo, era la última y llegaríamos a Santiago de Compostela para escuchar la misa, así que adelante muchachos.

A las 8:00 horas ya estábamos dispuestos para terminar este Camino de Santiago 2017, la salida creo que fue por la aldea de Angueira de Suso y se veía todo cuesta arriba, vaya forma de empezar el último día, pasamos por la localidad de Rúa de Francos, seguimos por algunas veredas y bosques donde ya se veía que el final estaba cerca porque pasábamos por muchas urbanizaciones de casitas, ya se notaba que estábamos en los arrabales de Santiago y por FINNN llegamos a Santiago de Compostela, todos cansados muy cansados pero felices y contentos por haber conseguido este objetivo que no era fácil, pero al fin estábamos en la Plaza del Obradoiro todos sudados y molíos nos abrazamos muy emocionados y fotos, venga fotos, no parábamos de hacer fotos, pero faltaba algo que hacía mucha falta ¡¡una cervecita muy fría!! Y si que cayeron algunas cervecillas, algunos vinos y alguna que otra tapilla.

Ya se despidió de nosotros nuestro guía del camino Jacobo -que nos hizo el favor de llevar todas las credenciales del peregrino, selladas correctamente, a la Oficina de Acogida del Peregrino donde se entregan las compostelanas- y todos prestos y dispuestos para escuchar la misa, así que nos pusimos en la cola y a esperar nuestro turno. La Catedral estaba a tope de gente, llenísima, no cabía un alfiler,  pues nada a la cola y a esperar para poder entrar. Una vez dentro de la Catedral y antes del comienzo de la misa del peregrino, una monja leyó y agradeció a los distintos grupos de peregrinos que, iban a escuchar dicha misa y entre los grupos que leyó  salió el nuestro, momento emocionante muy emocionante, después del gran esfuerzo realizado durante toda la semana te impresiona escuchar de una monja con la Catedral llenísima el nombre del CPA Málaga Perchel.

Se acabó la misa y todos a seguir refrescando el gaznate, tuvimos tiempo libre en Santiago para pasear, hacer compras o lo que se quisiese pero a las 15:00 horas todos dispuestos para coger el autocar, había que ir a almorzar al restaurante de la Universidad, una vez terminada la comida autocar y viaje a Zamora.

Algunas paradas por el camino y bastante tarde llegamos a Zamora donde cenamos y a descansar del palizón.

Día 23.- Que  a no teníamos que andar esas kilometradas, ahora tocaba pasear. Desayunamos temprano y con nuestra guía Cristina nos fuimos a visitar el Centro Histórico de Zamora, visitamos: La Catedral, Iglesia de Santiago del Burgo, Palacio de los Momos (por fuera) el Castillo, Plaza Mayor, el Puente de Piedra, las Murallas y el mercado de abastos. Tuvimos un buen rato de tiempo libre y a comer para a continuación empezar el viaje que nos llevaría a Málaga.

El viaje de regreso a Málaga lo comenzamos sobre las 14:30 horas con un ambiente maravilloso, todos comentando las anécdotas ocurridas por el camino, paramos varias veces para estirar las piernas y comer algo y sobre las 00:30 horas llegamos a Málaga, todo ello sin ningún percance ni problema alguno.

Comentar que el grupo se comportó valientemente y todos cumplimos el objetivo de este viaje con una nota de 10. Después de recorrer más o menos 120 kilómetros (solo del camino).

Hay momentos simpáticos que se quedan en nuestra memoria como por ejemplo: las colas nerviosas que formábamos a la hora de sellar la credencial (había que sellar dos veces mínimo por etapa) la hora de comer, ya verás con el hambre que llevábamos, esas caras de sufrimiento cuando ya estás tan cansado y no se sabes de dónde sacas las fuerzas, las caritas emocionadas e incluso llorosas cuando llegamos al final en la Plaza del Obradoiro todos súper cansados, en fin, hay tantas cosas que no caben en este artículo porque llenaría 100 folios, y que se quedan en nuestra memoria para siempre.

Solo queda felicitar a todo el grupo por la gesta realizada y un fuerte abrazo a todos los componentes de “la Marea Verde” Así nos bautizaron en el camino.

¡¡¡Hasta otro día compañeros!!!                         A. Abu

Para ver resto de fotos pincha aquí.