Inicio de Página

Inicio de Página

Próximas Actividades

Próximas Actividades
.

Viajes Culturales Octubre 2018

Viaje Cultural a La Ribera del Duero y Zamora, del 24 al 29 de octubre 2018

 

Para este viaje hubo muchísima demanda así que se tuvo que agrupar al personal en tres fechas diferentes, nosotros fuimos la primera expedición en partir.

Para esta aventura nos apuntamos 54 compañeros 34 mujeres y 20 hombres.

Día 24.- Esta vez la cita fue en la estación María Zambrano, muy tempranito porque a las 7:10 horas  tenía su salida el tren Ave que nos llevaría a Madrid. En la estación nos esperaba nuestra guía para todo el viaje Patricia, que se encargó con nuestra directora Reyes, de la movida para subir a toda la tropa en el tren. Una vez todos instalados en nuestros sitios correspondientes y el equipaje a buen recaudo se respiró un poco de tranquilidad ¡¡esos nervios que afloran porque parece que nos vamos a quedar en tierra!!. En fin tranquilidad a relajarnos y a buscar la cafetería para tomar alguna cosilla.

Llegamos a Madrid a las 9:45 horas y otra vez salieron esos nervios (que no sé porqué). Todo el grupo en bloque con sus maletas en busca del autocar que nos llevaría a Zamora cómo primer destino; José Luís, nuestro chofer, acomodó todo el equipaje en el autocar y carretera y manta para Zamora, por el camino paramos en el área de servicios Villacastín para tomar alguna cosilla. Llegamos a nuestro hotel sobre las 14:30 horas “Hotel Casa Aurelia” en la localidad de Villaralbo, cerquita de Zamora. Hotel familiar (con vistas a un campo de enormes calabazas) de buena cocina y una habitación bastante aceptable, se hizo rápido el reparto de habitaciones y a continuación a comer.

Después de comer y descansar un ratito sobre las 16:30 todos al autocar para irnos a conocer Zamora cuyo casco antiguo está considerado Conjunto de Interés Histórico Artístico ya que conserva un gran número de iglesias románicas. Comenzamos las visitas por la Catedral dedicada al Salvador, (una verdadera maravilla) se inscribe dentro del denominado románico del Duero, distinguiéndose por ser la más pequeña y la más antigua de las once de la Comunidad de Castilla y León.​ Fue declarada Monumento Nacional el 5 de septiembre de 1889. Seguimos por el Castillo que según las crónicas fue mandado construir por Fernando I, seguidamente paseamos por sus calles y Patricia nos llevó a una zona súper bonita y con unas vistas preciosas al río Duero, fotos y más fotos. Seguimos el paseo y llegamos a la Parroquia de San Pedro y San Ildefonso, Iglesia Arciprestal, es un templo de estilo románico, el de mayor tamaño e importancia de la localidad después de la Catedral, también pasamos por la Iglesia de María Magdalena, templo románico que está situado cerca de una calle medieval denominada Rúa de los Francos. Después de todo este paseo, llegamos a la Plaza Mayor donde Patricia dio tiempo libre para tomar alguna cosilla o hacer compras. Una vez terminadas las visitas de Zamora, ¡¡pechá de iglesias, ojú!!, vuelta al hotel para cenar y a la cama ya estábamos cansadillos.

Día 25.- Desayunamos sobre las 7:00 horas (hoy amanece un día muy frío 4 grados (pa cagarse) y viaje hacia el Parque Nacional de los Arribes del Duero en España y Parque Natural do Douro Internacional en el lado portugués, conforman un espacio transfronterizo protegido que convierte el curso del río Duero en aguas internacionales.

Suena raro este término unido al de un río ¿verdad? Pues así es. Una zona de soberanía compartida y con unos increíbles tesoros naturales.

Llegamos al parque sobre las 9:30 horas y nos preparamos para hacer un crucero fluvial en un muy bonito barco desde donde se podía admirar el maravilloso paisaje y su fauna. Este embalse se encuentra entre Zamora y Salamanca, donde el Duero se hace frontera con Portugal y se encajona formando los cañones más profundos y extensos -casi un centenar de kilómetros-. La comarca de Los Arribes. Un espacio natural privilegiado en el que destacan la belleza agreste de su paisaje granítico y una rica y variada fauna y flora.

Una vez terminado el crucero nos dispusimos a ver un espectáculo de aves alrededor de las piscinas de la Estación Biológica Internacional Duero-Douro, espectáculo en el que intervinieron, un búho, una lechuza, patos, y algún que otro ave más. Algunos de nuestros compañeros/as intervinieron en esta función de manera especial. Una vez terminamos en el parque nos dirigimos a Miranda do Douro, localidad portuguesa muy cerquita de dicho parque nacional, pero verás, desde donde nos dejó el autocar hasta llegar a Miranda do Douro había que subir un pedazo de escalera de las que no ves el final (que guasa de escalera). Miranda do Douro pueblo chiquito con calles adoquinadas, lo paseamos y vimos algunas iglesias como: la Capilla de la Santa Cruz siglo XVIII, la Catedral que se encuentra en la zona alta del casco histórico de la ciudad, frente a las ruinas del Palacio Episcopal y la muralla prerrománica. Es el principal monumento de Miranda, y está catalogado como Monumento Nacional,  también se hicieron algunas compras y sobre las 14:00 horas nos dispusimos a regresar al hotel para almorzar rapidito porque a las 16:30 salíamos para visitar la villa de Toro.

Todos prestos y dispuestos a la hora convenida y hacia Toro donde comenzamos las visitas por el Centro de Recepción de Visitantes Alcázar de Toro símbolo de la importancia estratégico-militar de Toro en el Medievo. En la actualidad alberga instalaciones para la información del viajero, así como salas de exposiciones donde pudimos ver un par de maquetas del pueblo y poco más, también visitamos la Iglesia de San Lorenzo que es la iglesia románica de ladrillo mejor conservada de la ciudad, la Colegiata de Santa María la Mayor con su pórtico de la Majestad del s.XIII, también paseamos por su calles y tomamos alguna cosilla para quitarnos el frío. Sobre las 19:00 horas acabamos en Toro y Patricia nos condujo a la quesería Chillón para una degustación de quesos y vinos, antes de la degustación nos enseñaron cómo era la fábrica hace un montón de años y también nos explicaron el proceso de fabricación para hacer estos quesos, una vez terminadas las explicaciones ¡al ataque! A degustar todas las clases de quesos y vinos que nos pusieron por delante. Tan buena fue la degustación que se compraron un montón de quesos y vinos. Sobre las 20:00 horas acabamos en la quesería y vuelta al hotel para cenar, hacer la maleta y a la camita.

Día 26.- Nos levantamos tempranillo, desayunamos, maletas al autocar y dirección hacia la localidad de Tordesillas donde llegamos sobre las 10:00 horas y pasamos por las Casas del Tratado de Tordesillas. Biblioteca Municipal. Son las casas donde se sitúan las negociaciones que finalizaron en la firma en 1494, del Tratado de Tordesillas entre España y Portugal. Dos casas unidas que se han rehabilitado como Casa de Cultura con ocasión de la conmemoración del V Centenario de Tratado firmado.

La casa más antigua es de finales del XV y en ella tuvieron lugar las negociaciones del Tratado de Tordesillas. Sobre su puerta se encuentra el escudo real de los Reyes Católicos, y los escudos heráldicos de los propietarios, Alfonso González de Tordesillas y Leonor de Ulloa. La otra casa es de la segunda mitad del siglo XVII y su gran volumen y nobleza de elementos demuestran que perteneció a una familia ilustre. Seguidamente fuimos a visitar la Iglesia Museo de San Antolín. Edificio declarado Bien de Interés Cultural el 30 de abril de 1998. En la actualidad, esta iglesia está constituida como Museo de Arte Sacro y recoge algunas de las mejores piezas procedentes de otros templos de Tordesillas, en esta Iglesia-Museo tuvimos una guía local llamada “Pilar” las explicaciones de esta mujer fueron de categoría, detalladas, minuciosas, notabas su gran amor para con la historia de su pueblo, seguimos por el Real Monasterio de Santa Clara: Construcción mudéjar en su conjunto, fue en su origen el palacio que el rey Alfonso XI construye en Tordesillas en 1340, con ocasión de su victoria en la batalla del Salado.

A las 13:00 horas terminadas las visitas nos dirigimos hacia Valladolid donde llegamos sobre las 14:00 horas y directamente nos fuimos a almorzar al restaurante Bus Stop en la misma estación de autobuses. Terminados de comer nos dirigimos a la Iglesia de San Pablo donde no pudimos entrar  pero ver su maravillosa fachada merecía la pena. Este “retablo de piedra al aire libre”, como ha sido definida la fachada, sirve como emblema de una larga historia de la presencia de los dominicos en Valladolid, pasamos por la casa donde nació Felipe II, seguimos hacia el Museo Nacional de Escultura que atesora una de las mejores colecciones de escultura de toda Europa y, posiblemente, la mejor colección de madera policromada del continente. Con un fondo compuesto por más de 3.000 piezas, destaca su impecable catálogo de talla en madera de los siglos XIII al XVIII, donde no faltan los grandes maestros universales del género: Gregorio Fernández, Juan de Juni, Alonso Berruguete, Felipe Bigarny, Pompeo Leoni, Alejo de Vahía o Pedro de Mena.  Sobre las 18:00 horas terminamos en el museo con un concierto de cuerda precioso a cargo del “Cuarteto Lucentum”. Terminamos la tarde en la Plaza Mayor para tomar el autocar que nos llevó al Hotel Área Tudanca en Aranda del Duero, llegamos sobre las 21:00 horas, se repartieron las habitaciones, cenamos y a dormir.

Día 27.- El día se presenta bastante malo, llueve y la temperatura es de 3 grados, pero bueno vamos a tirar palante. Autocar con dirección a Peñafiel y  a las 10:00 horas ya estábamos en su castillo donde visitamos todas sus dependencias lloviendo y mojándonos dicho castillo se alza sobre una loma estrecha y larga que le proporciona la característica de tener la forma de un buque. El castillo de Peñafiel comenzó a levantarse en el siglo X, aunque su aspecto actual es producto de las importantes intervenciones que tuvieron lugar durante los siglos XIV y XV. Esta fortaleza medieval fue declarada Monumento Nacional en 1917 y en la actualidad se ha convertido en todo un emblema para el enoturismo de la Ribera del Duero.

Peñafiel constituyó junto con su castillo un punto fundamental en la línea defensiva del Duero, tanto para cristianos como para musulmanes allá por los siglos IX y X. Desde el cerro, el castillo dominaba los valles de los ríos Duero, Duratón y Botijas, y protegía a la población.

En el mismo castillo se encuentra el Museo Provincial del Vino que se instaló en el Castillo de Peñafiel en el año 1.999 y desde ese momento recibe una media de 100.000 visitas al año, unos números que han convertido a esta fortaleza en ‘lugar de peregrinación’ para los amantes del turismo cultural y del enoturismo. Sobre las 13:00 horas terminamos la visita al castillo y nos bajamos para conocer el pueblo. Llegamos a la Plaza del Coso, plaza urbana que a lo largo del año, hace las veces de plaza de toros, durante las fiestas de San Roque de agosto, y sirve de lugar para la Bajada del Ángel, el Domingo de Resurrección. En esta misma plaza entramos al Mesón de la Abuela donde nos tomamos unos muy buenos vinos con sus tapitas correspondientes, seguidamente visitamos la Iglesia y convento de San Pablo que fue en su origen un alcázar, fue mandado edificar por el rey Alfonso X, el Sabio. Seguimos paseando por el pueblo y sobre las 14:00 horas no fuimos a comer  y descansar un ratito al hotel.

A las 17:00 horas autocar y camino hacia Lerma comenzando las visitas por su Palacio Ayuntamiento donde vimos su museo y el pasadizo del Duque de Lerma creado a comienzos del S. XVII que unía el Palacio del Duque de Lerma y la Iglesia Colegial de S. Pedro Apóstol. Otro tramo de pasadizo que visitamos fue la unión de los Monasterios de Sta. Teresa y Sta. Clara en el Mirador de los Arcos, seguimos por la Colegiata de San Pedro y San Pablo construida en el siglo XVII y de airosas líneas, alberga numerosas obras artísticas de interés. Comunicada con el Palacio Ducal por un pasadizo volado, forma con él la inconfundible silueta de la Villa. De tres naves con girola y sin crucero, fue construida entre 1613 y 1617 por Fray Alberto de la Madre de Dios. Sobre las 19:45 horas terminamos en Lerma y directos para el hotel cena y camita ¡ojú que frio coño¡.

Día 28.- Desayunamos tempranito para coger el autocar y poner rumbo al pueblo medieval de Peñaranda de Duero donde comenzamos visitando la Colegiata de Santa Ana, impresionante templo del siglo XVI que ocupa gran parte de la espléndida Plaza Mayor. En la portada barroca se alojan varios bustos romanos traídos de Clunia. En el interior, de gran altura, sobresale el retablo neoclásico que preside el altar mayor. A continuación pasamos por

el Palacio de Avellaneda construido a principios del s. XVI. Portada plateresca, magnífico patio de doble arquería, elegantes salones y escalera de honor, artesonados góticos, mudéjares y renacentistas, yeserías, etc. Está enclavado en la Plaza Mayor y mandado edificar por el Tercer Conde de Miranda, D. Francisco de Zúñiga y Avellaneda a Francisco de Colonia. Constituye un magnífico conjunto de fachada, patio central, escalinata, salones con ricos artesonados y yeserías, es sin duda una de las joyas del plateresco español, una vez acabadas las visitas en Peñaranda, nos dirigimos a Aranda de Duero donde llegamos sobre las 13:00 horas.

Ya en Aranda de Duero visitamos el Lagar de Isillar para ver su bodega subterránea y dar buena cuenta de esos vinos tan extraordinarios. Aranda de Duero tiene en la actualidad más de 120 bodegas, encontrándose excavadas a una profundidad que oscila  entre los nueve y doce metros de profundidad. Se estima que la suma de todas las galerías se aproximaría  a los siete kilómetros lineales.

Seguimos por la Iglesia de Santa María y San Pedro, se construyó en el siglo XV, en estilo gótico, su torre ya se levantó en el siglo XII con carácter defensivo para protección de la villa de las intrigas de la Corte de los Austrias. Destaca su portada del siglo XVI, con los escudos reales, y el retablo del siglo XVII. También tiene un púlpito renacentista tallado por Miguel Espinosa y Juan de Cambray. Sobre las 14:00 horas nos fuimos para almorzar en nuestro hotel para a las 16:00 horas salir otra vez de visitas.

A las 16:00 horas carretera y manta con dirección a Santo Domingo de Silos antiguo y bello pueblo medieval en donde se encuentra el Monasterio del mismo nombre que contiene una de las joyas señeras del románico mundial: el claustro monacal de los siglos XI y XII. Este convento franciscano se fundó en 1301 en una iglesia preexistente dedicada a Santa María del Paraíso. Mantuvo la actividad hasta 1835, cuando fue exclaustrado. Entonces pasó a manos particulares, hasta que en 1890 el lugar fue adquirido por la comunidad benedictina de Silos. Entre 1991 y 2009 el lugar ha sido restaurado y rehabilitado y ahora acoge una exposición permanente sobre Historia del Monacato. Frio muchoooo frio, tanto que comenzó a nevar y en vista de que la visita terminó, era de noche y el asunto del frío dimos por terminadas las visitas del día así que para el hotel cenar y a preparar la maleta.

Día 29.- Desayunamos cargamos las maletas y a las 8:45 horas salimos con dirección a Madrid para  llegar sobre 11:00 horas el autocar nos dejó en la Plaza de España se nos dio 4 horas de tiempo libre y cada uno paseo y visitó lo que quiso pero con mucho frío.

A las 14:00 horas todos puntuales en el restaurante Topolino donde comimos tranquila y abundantemente pero con el ojo puesto en el reloj pues debíamos de estar en la estación de Atocha a las 17:30 horas para hacer los preparativos y embarcar en el AVE después de un viaje tranquilo llegamos a Málaga sobre las 22:00 horas y ¡hala! cada uno para su casa después de haber realizado un viaje muy muy bonito.

¡¡Hasta otro día compañeros!!.         A. Abu.

Para ver resto de fotos pincha aquí.

Para ver vídeo pincha aquí.

 

173 Visitas