Próximas actividades

Próximas actividades

Cursos

                Cursos

Horario de Talleres

Horario de Talleres

Todos los Talleres

Todos los Talleres

Catálogo de Talleres

Catálogo de Talleres

Viajes Culturales

Viajes Culturales

Mirada Viajera

.

Paseos Saludables Culturales

Paseos Saludables Culturales

Senderismo

Senderismo

Seguimos Caminando.

Hoy día 22 de enero 2019, iniciamos nuestro Paseo Saludable Cultural de todos los martes y lo iniciamos a las 10:30 horas desde el patio de nuestro Centro Perchel.

Los objetivos para hoy son visitar la Ermita de Zamarrilla, Iglesia de San Pablo y, si podemos, la Iglesia de Fátima, este paseo de hoy será guiado por nuestro compañero Ginés Collado que con sus sabias explicaciones  nos hará conocer mejor la historia de estas Iglesias malagueñas.

 Hoy salimos, 65 compañeros “46 mujeres y 19 hombres.

Después de un buen paseo llegamos a nuestro primer destino: la Ermita de Zamarrilla.

La Ermita de Zamarrilla.- Es un templo de reducidas dimensiones cristiano católico situado en el límite de los barrios de El Perchel y La Trinidad. En ella se encuentra radicada la Hermandad de Zamarrilla. Se trata de una obra del siglo XVIII de los arquitectos Felipe Pérez Conde y Felipe Pérez “el menor”.

En el siglo XVIII, ya era costumbre en la zona el rezo del Santo Rosario cada noche. En 1750, Antonio Barranquero​ (principal impulsor), consiguió, pidiendo por caminos y pueblos, los donativos suficientes para construir la ermita. En 1757 se coloca la primera piedra del templo. ​ En 1761 se difunde, mediante un grabado, una indulgencia de cuarenta días a quien rezara tres veces el Credo en la ermita; esta merced fue concedida por el entonces obispo de la ciudad, José Franquis Lasso de Castilla.

En 1792, mientras era construido un camarín, se halló la imagen de una dolorosa, que pasó a ser la titular de la ermita.

Fue ampliada en el siglo XIX pero en 1931 resultó muy dañada durante la oleada de quema de templos que se produjo tras la proclamación de la República. Perdió todas sus imágenes devocionales, como el Crucificado y la Dolorosa, que tuvieron que ser reemplazados por otras imágenes. La restauración del edificio concluyó en 1945, dirigida por Enrique Atencia Molina, quien le añadió la espadaña.

Estando en la puerta escuchando las explicaciones de Ginés, un hermano de la Cofradía de Zamarrilla, nos invitó a visitar la sala de tronos (visita inesperada pero muy interesante), donde pudimos ver todos los enseres de procesión.

Su Leyenda: Era Juan Zamarrilla un famoso bandido de Igualeja, en la Serranía de Ronda. Corría el año 1800, durante el reinado de Carlos III. Sus andanzas corrían de boca en boca; sus robos, sus delitos al frente de sus 50 hombres, de gustos caros y buenos caprichos, pero generoso y entregado a los pobres. De cada robo una parte la repartía entre los pobres de cada pueblo, y así su leyenda fue aumentando haciéndose cada vez más querido y admirado. Su audacia crecía, e incluso sus tropelías ya llegaban casi hasta los límites de la capital, Málaga. Decidieron capturarlo, y mandaron en su busca a una partida de soldados. Pero nadie los ayudaba, y no los encontraban.

Pasó el tiempo, y finalmente cerca de Antequera consiguieron acorralarlo. Muertos todos sus hombres, sólo Juan Zamarrilla quedó vivo. Huyendo se topó con una ermita en el monte. Dentro estaba María Santísima de la Amargura, la imagen que hoy se procesiona en Málaga. Los soldados rodean la Ermita, Zamarrilla se encierra dentro… desesperado y devoto como era, se postra frente a la Virgen, y con lágrimas en los ojos le pide su perdón y su ayuda. Cuando ve que están a punto de entrar, el bandolero se oculta bajo el manto de la Virgen, muy pegado a ella. Los soldados entran… pero no lo encuentran. Después de un buen rato, extrañados por el misterio, se marchan, y allí queda, libre y a salvo Zamarrilla. El bandolero sale de su escondrijo, se acerca a la Virgen, la mira con ojos de agradecimiento, y saca de su zurrón lo único que en ese momento ya le quedaba: una rosa blanca. Cogiendo su propio puñal, lo clava con la rosa en el pecho de la Virgen, y entonces, atónito y con lágrimas en los ojos, asiste al milagro: la rosa blanca se tiñe en roja.

Arrepentido, el bandolero ingresa como monje y vive dedicado a los pobres, pero cada año, en aquel mismo día sube hasta la Ermita a depositar su ofrenda de una rosa roja. Pero un día, mientras pedía por los caminos, llevando esa rosa roja en la mano, es asaltado por otro bandido. Zamarrilla, ya viejo, pero aún con sus fuerzas, se enfrenta a él, pero sin poderlo evitar, recibe una puñalada mortal el bandido. Zamarrilla cae en tierra, y antes de morir, vé como antes sus ojos se le aparece la Virgen de Zamarrilla que le abre las puertas del Cielo… cuando levanta de nuevo su rosa roja para dársela a su Virgen, la rosa roja se torna blanca…

Acabada ésta interesante visita, nos dirigimos a la siguiente visita:

Iglesia de San Pablo.- Levantada a mediados del siglo XVII y reconstruida a finales del XIX, para años más tarde, tras un incendio, volver de nuevo a reconstruirse.

La Iglesia de San Pablo es un templo cristiano católico situado en el barrio de la Trinidad.

Es una obra del arquitecto Jerónimo Cuervo, construida entre 1874 y 1891.

Es la sede canónica de la Hermandad de la Salud, la Cofradía de Jesús Cautivo (popularmente conocido como el Señor de Málaga, por la gran devoción de todos los malagueños y en especial los vecinos (tanto antiguos como actuales) del barrio de la Trinidad) y la Hermandad del Santo Traslado y la Soledad de San Pablo, que realizan sus salidas procesionales en Semana Santa.

Este templo nació en el siglo XVII como ermita de ayuda a la Parroquia de los Santos Mártires y en 1833 fue declarada parroquia.

En 1873 se derribó el edificio para construir el actual, que se inauguró el 24 de mayo de 1891.

En los años 2004-2006, se llevó a cabo una labor de restauración en el interior y el exterior del templo, reponiendo la mayoría de los pináculos, que se encontraban partidos.

Es de estilo neogótico y su fachada principal se compone de una portada ornamentada ojival, flanqueada por columnas a cada lado.

Su interior consta de tres naves con pilares fasciculados y con cubiertas de crucería. Y su torre, de 50 metros de altura, termina en forma de pirámide cuadrangular, con adornos formados pináculos de cerámica con decoración floral.

La tercera visita la Iglesia de fue materialmente imposible de entrar en su interior. La dejaremos para otro día.

En definitiva, dos bonitas e ilustrativas visitas que nos hace conocer un poco mejor la historia de nuestra Málaga. Sobre las 13:00 horas se dio por terminado el Paseo Saludable Cultural y todos para casa.

Una vez más….. Gracias a nuestro compañero Ginés por su buen hacer y por hacernos llegar su gran sabiduría.

Bonita mañana, buen paseo, buena compañía y bonita actividad. ¡¡Que más se puede pedir!!.

¡¡¡Hasta otro día compañeros!!!                A. Abu

Para ver resto de fotos pincha aquí.

Para ver vídeo pincha aquí.