Inicio de Página

Inicio de Página

Próximas Actividades

Próximas Actividades
.

Villa Romana de Rio Verde (?)

Ayer, viernes 13 de diciembre de 2016, realizamos un viaje cultural para visitar la villa romana de Río Verde en Marbella y la basílica paleocristiana de San Pedro Alcántara. Hemos contado en ambos sitios con la muy estimable compañía de D. Juan Carlos García, historiador y arqueólogo del Ayuntamiento de Marbella, quien nos ha hablado sobre las excavaciones reaalizadas y la historia de estos lugares de gran interés.

La villa romana de Rio Verde,  de finales del s.I se localiza en el margen izquierdo del Rio  Verde, de ahí su nombre; aparece en unas excavaciones que se realizan en 1.960 y nos presenta una villa organizada en dependencias al estilo de la época ( siglo I- IV),  en torno a un patio central y con un pavimento de mosaicos en los que se empleaba la técnica blanquinegra y de algún color más. A la entrada vemos un mosaico con la cabeza de Medusa como elemento protector de la casa. Los dibujos de los mosaicos están vinculados al entorno, el mar en este caso, y eran encargados a un taller que ofrecía una serie de dibujos a elegir, lo que se sabe por la repetición de algunos  como el nudo gordiano u otros que forman parte de la cultura clásica.

El adinerado propietario de la villa tendría un negocio relacionado con el mar, posiblemente la exportación de garum y de ahí los dibujos marinos que se ven.

dependencias de la villa romana

dependencias de la villa romana

En los s. III-IV, las élites se van al campo bajando la actividad en las ciudades, más tarde con los bizantinos quedan abandonadas y esta casa desaparece hasta que aparece en el siglo 20.

 Como original destacamos el temario culinario en el suelo del patio pudiendo hablar de un sorprendente programa iconográfico en toda la villa.

A continuación el autobús nos alejó un poco de Marbella hacia S. Pedro, y pudimos ver dos importantes yacimientos: la basílica paleocristiana  y junto a la orilla del mar, Las Bóvedas, unas termas romanas.

De la primera se nos cuenta cómo en el s. V, después de la caída del Imperio romano, las ciudades se feudalizan y se organizan en torno a la iglesia. La arquitectura de las iglesias siguen diferentes modelos y aquí vemos, imaginamos más bien, lo que fue esta basílica de dos ábsides, con una pila bautismal de inmersión,  restos de muros de las distintas naves y restos de la necrópolis que ocupaba el interior y exterior de la iglesia que perteneció a una población hispanorromana.

 

piscina de las termas

piscina de las termas

Nos dirigimos andando hacia la playa de Guadalmina a contemplar unas termas  romanas de los s. II- III, de forma octogonal, con dos plantas y con las zonas bien marcadas para el caldarium, tepidarium y frigidarium  explicándosenos cómo se procedía para dirigir el calor más o menos intenso del agua a las salas a través de tuberías.

El paseo de vuelta nos abrió el apetito y nos fuimos a almorzar. A la vuelta paramos un rato en el Puerto Banús a disfrutar de la vista de barcos, coches deportivos impresionantes y del lujo del lugar, tomando de nuevo el autobús que nos trajo a casita tras un día muy satisfactorio por poder conocer unas muestras tan interesantes del patrimonio artístico cultural que guarda nuestra provincia.  (mccf)